Historia de los Franciscanos

Historia de los Franciscanos

El 19 de Octubre de 1942 los Padres Franciscanos se hacen cargo de la custodia del Santuario de Linarejos. La idea y su realización surgió de un insigne Linarense, el entonces Alférez de la Cofradía Excmo. Sr. D. José Yanguas Messía, siendo embajador de España en la Santa Sede.

Al año siguiente, durante las fiestas de Pentecostés, tuvo lugar la consagración definitiva de la Fundación, tomando posesión como Superior del Santuario el Padre Florencio Corres, al que fueron sucediendo en el cargo, otros Franciscanos hasta 2015.

Con el retorno a Linares de la Orden Franciscana, después de 187 años de ausencia desde que en 1835 fueron obligados a marcharse, como consecuencia de la ley de desamortización de Mendizábal, se inicio una etapa floreciente en la devoción del pueblo hacia su Patrona.

Lamentablemente, por motivos relacionados con su orden Religiosa, tuvieron que abandonar en 2015 el Santuario.


 

Hermanos Franciscanos ¡Hasta siempre!

-“La fuente que mana, la flor que se abre, el lucero que brilla y el corazón que impulsa, lo hacen <dándose>.
La generosidad es el movil de todas las grandes causas”.

Beato, Manuel Lozano Garrido “Lolo”
Bien Venido amor

Queridos hermanos en Cristo.

Con la marcha de la Comunidad Franciscana de nuestro Santuario, el destino ha querido jugarnos una mala pasada. Impregnando de tristeza los corazones de aquellos hombres y mujeres que forman parte de esta querida Cofradía de Linarejos, cuya misión ha sido: engrandecer el nombre de la Madre de Dios.

Aquí. en este lugar mariano, en el extrarradio de la ciudad, el pueblo de Linares ha rendido fiel devoción a nuestra Patrona la Santísima Virgen de Linarejos. Devoción de los linarenses, por su Reina y Señora, que no hubiese sido igual sin la presencia física y espiritual de los Padres Franciscanos. Hombres de Dios que nos ofrecieron, desde su llegada en el año 1942. hasta el día de hoy, todo lo mejor de sus vidas: dedicación, afecto. sacrificio. amistad y ese Amor de Dios que todos ellos llevan dentro de sí.

No es posible relatar, en estas cortas palabras. los nombres de cada uno de los franciscanos que por aquí pasaron. Sí podemos asegurar que por medio de su entrega y de su amor, todos estos nombres han quedado labrados en cada de las piedras que sostienen este santuario. e impregnados en cada centímetro cuadrado que ocupan sus pinturas murales. Sin olvidar el corazón de los que tuvieron y hemos tenido la dicha de estar junto a ellos, compartiendo experiencias date y de amor hacia la Madre de Dios. Aunque nos duela y no comprendamos su marcha, la tristeza inicial de nuestros corazones se convierte, a través de la fe. en eterna gratitud por la labor aquí desempeñada y por enseñarnos que: “La verdadera devoción, siempre en Dios empieza pa Dios siempre conduce” Sí hermanos, todo nos conduce a El. La devoción por la Virgen María, en nuestro caso de Linarejos, es el vivo ejemplo del amor que tenemos hacia su Hijo. Jesús. Devoción mariana, por ellos acrecentada. que convierte a María en el camino más directo para llegar hasta Dios.

Hermanos franciscanos. Recordad, en cualquier lugar donde os halléis, que para esta Cofradía seguiréis siendo nuestra familia y este Santuario Mariano vuestra entrañable morada.

Paz y Bien.

El Señor os bendiga y la Virgen de Linarejos siempre os acompañe.

Santuario de Linarejos, seis de noviembre de dos mil quince.

 

COFRADIA DE NUESTRA SEÑORA DE LINAREJOS CORONADA

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tipo de fuente
Cambiar contraste